In Natura Veritas

La propuesta toma como punto de partida la naturaleza intrínseca del programa planteado: la creación de un espacio para la preservación de la memoria en un medio natural preferente y escogido como lugar habitacional hace cientos de años. Una intervención no formal potencia la aprehensión del paisaje natural y arqueológico, acercando al observador a la naturaleza pero también a ese mundo abstracto, imaginado y proyectado. Como un museo natural, recrea la memoria del paisaje a través del mantenimiento, consolidación y recuperación de la vegetación autóctona perdida. Para ello, se establece una propuesta-guía, un sistema abstracto por capas, con voluntad de transferir conocimientos ad hoc para cada uno de los yacimientos integrándolos en una singular red para la interpretación del paisaje arqueológico gallego. -Picas, Cuadrículas y Cuadrantes- Una malla ortogonal basada en la metodología arqueológica de excavación por estratos sectoriza y cataloga cada zona del yacimiento y su entorno próximo. En los vértices de la malla, aparece el elemento generador y museístico: la Pica, que permite narrar e iluminar la experiencia del visitante así como crear un paisaje visual alternativo que le acerque a ese mundo de la incertidumbre, de lo inquietante, lo desconocido y lo enterrado. -Manto Vegetal- Se analiza la evolución histórica del paisaje de cada castro con el fin de recuperar el estado natural de la sentamiento. Se restituirán taludes, desmontes y especies vegetales atendiendo a ‘los modos de hacer’ de aquello que la naturaleza y la geología del entorno autóctono nos ofrece junto con la operatividad constructiva y las técnicas locales heredadas. -Recorridos y Suelos- Se propone un acercamiento a los castros a través de distintos recorridos donde la percepción del lugar cobra especial protagonismo. La velocidad de recorrido, las texturas de los suelos, el sonido de cada paso al ser recorridos, el color y los olores de la vegetación circundante… todo ello amplifica la experiencia del observador dirigiendo sus pasos por el yacimiento. -Acciones lumínicas- Estas experiencias a lo largo del recorrido se completan con una propuesta de iluminación paisajística en dos niveles: un plano horizontal de suelo pintado en ocasiones con pinturas foto-luminiscentes, y una constelación dispersa de puntos de luz de diferentes colores e intensidades integrados en determinadas picas. -Acciones Sonoras- Las picas se convierten en testigos activos que intentarán emular el pasado histórico. Sonidos, música e información de interés se oirán en puntos estratégicos del monte. Las pisadas, el crujido delos suelos, el murmullo y el arrullo del viento moviendo hojas, ramas y arbustos, son los instrumentos que interpretan la música del medio natural. -Tipos de suelo- Las zonas de tránsito y estanciales se cubren con pavimentos de diferentes densidades y durezas, colores y texturas que serán siempre materiales naturales que tienen especial arraigo en el territorio: maderas y cortezas para las áreas de bosque, áridos, gravas y cantos rodados para las zonas junto a los yacimientos, cerámicas y suelos mixtos para las zonas de tránsito. -Especies vegetales- Una nueva intervención vegetal cubre el monte ayudando a crear una nueva lectura del entorno que clarifica las diferentes unidades de paisaje local: bosque cerrado, pradera abierta de pastos silvestres, paisajes de matorral cambiante según las estaciones, taludes vegetales y rocosos.