Secret House

Los propietarios de este terreno, conscientes de su potencial debido a la situación y sus vistas al mar, y preocupados por las limitaciones de su antigua casa, decidieron construirse otra casa que mejorara su calidad de vida, y situarla sobre el mismo solar que la antigua.
AGi-Architects aceptó el reto ideando una casa-jardín y que aprovechara al máximo las vistas al mar. La casa sólo dispone de una fachada con vistas así que se optó por concentrar en el interior toda la vida “exterior” de la casa. Alrededor del jardín se extiende el programa, protegiéndose de las miradas exteriores y aumentando la privacidad e intimidad. Superados varios niveles de privacidad en la segunda planta se crea una enorme terraza cubierta que se abre a la fachada principal y permite disfrutar de las vistas al mar en un ambiente privado, de umbría y vegetación frondosa
Staff
Imágenes