Centro de arte de las Arquerías de Nuevos Ministerios

El proyecto de AGi architects para el Centro de Arte de las Arquerías de Nuevos Ministerios, segundo premio en el concurso convocado por la Fundación ENAIRE, toma como punto de partida la recuperación de la esencia de las arquerías, restituyendo su carácter de filtro y reivindicando la Gran Plaza como un gran espacio público para la ciudad. La estrategia de rehabilitación del Centro de Arte de la Arquería propuesta por AGi se rige por cuatro pautas que harán que el nuevo centro vuelva a ser un enclave social y cultural de la ciudad de Madrid: recuperación, transparencia, identidad y funcionalidad.

En primer lugar, el estudio plantea la recuperación a través de una limpieza íntegra de la sala de exposiciones, eliminando muchos de los elementos introducidos en las distintas actuaciones acometidas y que distorsionan hasta la no comprensión del espacio original, junto a una limpieza de alturas que reduzca las exposiciones a tres niveles: planta baja, planta primera y planta sótano. Así mismo, la introducción de nuevos elementos se establece desde el respeto al contenedor recuperado, “apoyándose pero no pegándose, acercándose pero no tocándose”, de forma que la nueva actuación pueda ser reversible en un futuro.

La idea de transparencia viene determinada por el deseo de acercar el jardín a la ciudad. Tomando como premisa la comprensión de las arquerías como parte de un conjunto mayor, AGi architects decide devolverlas el carácter original, haciendo de filtro entre los jardines y la ciudad, enmarcando el jardín al paseante y dotándolo de intimidad. Para ello, se propone una recuperación de la transparencia, restituyendo los vidrios existentes, sin perder de vista la sostenibilidad, por lo que los nuevos vidrios serán de bajo factor solar y alto factor de transparencia, de forma que sea posible el acondicionamiento térmico de las salas sin perder la transparencia de las arquerías.

Además, es necesario que el nuevo Centro de Arte de la Fundación ENAIRE en las arquerías de Nuevos Ministerios cuente con su propia identidad, un carácter fuerte y marcado que no solo respete sino ensalce el complejo existente. Por tanto, AGi propone actuar sobre la conexión Castellana-Jardín remarcando los huecos existentes, generando un gran manto guía y conformando un nuevo hito urbano capaz de sacar el jardín a la ciudad y de dotar al Nuevo Centro de Arte de una nueva identidad. Se plantea ampliar el ámbito de actuación al estudio del programa de la Gran Plaza, planteando que esta forme parte del conjunto expositivo, acogiendo arte de diferente formato. Este manto-guía sería el acceso también de esta nueva plaza para la ciudadanía.

Por último, el estudio persigue también la funcionalidad. Para lograrlo, se propone centralizar el acceso evitando así los largos recorridos actuales. El acceso a todo el edificio tendrá lugar sobre la misma conexión Castellana-Jardín, formando el Gran Atrio de Entrada y dotándole de mayor actividad. Dos núcleos de comunicaciones, uno de servicio y otro de visitantes, que atraviesan todos los niveles servirán como elementos conectores entre el programa. Estas grandes perforaciones acristaladas ayudarán, además, a la comprensión del espacio y la introducción de luz natural en la planta sótano. El programa propuesto se resuelve por niveles, correspondiendo cada nivel a un tipo de exposiciones.

Staff