MNIR

Al recorrer la calle Vitoriei de Bucarest descubrimos un gran número de edificios notables que la convierten en uno de los bulevares más atractivos de la ciudad.  Edificios históricos tales como  el CEC Palace, el Banco Nacional de Rumanía o la Universidad de Bucharest, proporcionan complejidad a la trama urbana superponiendo capas de intervenciones históricas, al tiempo que actúan como escenarios de la vida cotidiana de la ciudad. La propuesta para el nuevo MNIR, que entiende la calle como la capa que vincula las fachadas y los espacios públicos del barrio, invita al ciudadano a sentir una nueva experiencia museística. Para ello se abre un gran espacio público dentro del edificio que convertirá al museo en un escenario activo más de la vida cotidiana de la ciudad. El nuevo museo, además de educar sobre la historia de Europa y Bucharest, construirá su propia historia interna, haciendo que los visitantes no pasen como meros vouyeurs sino como contribuyentes en la construcción de una nueva identidad. Se plantea un paso entre el museo y la Iglesia de San Demetrius, vinculando el espacio verde continuo a la iglesia con la calle Victoriei y revitalizando así la zona al añadir una nueva circulación peatonal al barrio. Esta nueva conexión atrae a los ciudadanos y visitantes, haciéndoles circular a través del museo, generando movimiento, actividad y un nuevo espacio en la ciudad antigua de Bucharest.

La intervención se divide en cuatro puntos que garantizan el resultado final deseado.
1-Restitución del proyecto a su estado original (Alexandru Savulescu, 1894-1899): eliminando todas las rehabilitaciones posteriores y vaciando el edificio de todos los elementos superfluos que actualmente fragmentan el espacio.
2- Distribución del programa: las exposiciones se alojarán en las tres alas principales del edificio mientras que se destinará la cuarta al resto de funciones del museo, actuando esta última como motor de todo el edificio.
3-Nueva Fachada: Se propone una nueva pieza que refuerce los servicios del edificio y que funcione a su vez como un hub para todo el museo. Este nuevo volumen proporciona también una nueva fachada a la plaza, actuando como telón para todas a las actividades que se producen en ella así como al hub que aloja en su interior.
4- Plaza: Entendida como un espacio abierto y flexible, un nuevo espacio público de la ciudad que funciona o bien como espacio expositivo exterior o como una extensión del interior, pudiendo descubrir los tesoros históricos de Rumanía al vislumbrar las columnas de Trajano del interior del museo cuando paseas por ella.

Staff